Los audiófilos no aman los vinilos por pose, sino porque suenan mejor que los discos compactos y los comprimidos y carentes de matices archivos de nuestros reproductores portátiles. Además, los viejos discos son un objeto más deseable que los fríos CD; poner uno de ellos en el plato es una experiencia sensual que convierte la escucha de música en una actividad refinada. Quien lo probó lo sabe.

Sin embargo, vinilos y giradiscos son dinosaurios analógicos en un universo de pequeños y versátiles mamíferos digitales. Si quieren sobrevivir, tienen que hacer concesiones al nuevo mundo. Y ahí es donde entra Trntbl (pronúnciese turntable, o «tocadiscos» en inglés), un aparato inalámbrico que envía por streaming el cremoso sonido de los vinilos a tus altavoces o auriculares Bluetooth, a toda la gama de Sonos y a tus dispositivos con AirPlay, el protocolo de transmisión inalámbrica desarrollado por Apple.

Ya había platos de ION o Audio Technica que compartían su música por streaming, pero este atractivo pedazo de tecnología hace algo inédito para un tocadiscos: a la manera de Shazam, «identifica» la canción que está reproduciendo, y la cuelga en Spotify, que le cuenta a tus seguidores en ese servicio qué estás escuchando en tu planeta analógico, y te permite crear playlists por streaming. Tus amigos en Spotify pueden incluso «sintonizar» tu streaming y escuchar lo que tú escuchas, al mismo tiempo que tú.
Si eres Dj profesional y Aficionado ahora puedes compartir tus mixados – Click aquí »