Hoy en día ya es una evidencia que en la industria musical, el modelo del streaming está ganando peso y popularidad en un público cada vez más variado. Aunque hasta hacia algunos meses el líder por excelencia era Spotify, con la llegada de nuevos servicios como Deezer, TIDAL, Rdio o la reciente Apple Music, esto está cambiando.
Para conocer qué ventajas nos ofrece cada producto hemos hecho la siguiente comparativa.
Apple Music
La principal característica que diferencia este servicio de sus competidores es su personalización. Es decir, Apple Music ofrece listas personalizadas según los gustos individuales de cada usuario, algo por lo que Spotify lleva mucho tiempo luchando. El proceso es el siguiente: el usuario elige primero el género que le gusta y después los artistas, éstos, a su vez, pueden “seguir” al usuario indicando al servicio que tienen afinidad con ellos. De esta forma, se genera un feedback recíproco que sirve para personalizar aún más la oferta musical del usuario.
Además de la calidad de las playlists, Apple Music está presente en 100 países frente a los 60 y 85 de Spotify y Rdio, respectivamente. Tiene una disponibilidad gratuita durante los tres primeros meses, después, cuesta 9,99 euros al mes el plan individual o 14,99 euros al mes el familiar, que admite hasta 6 miembros. En la actualidad, funciona para dispositivos iPhone, iPad e iPod Touch con iOS 8,4, sin embargo, en otoño se prevé que llegué a Windows y Android. No necesita conexión a Internet.
Spotify
Ofrece servicio en casi 60 países de todo el mundo, llegando así hasta Nueva Zelanda, Australia, Europa Occidental, Norteamérica y casi toda Latinoamérica. Tiene una gran gama de dispositivos donde está disponible entre los que se encuentran smartphones (iOS y Android), tablets, ordenadores, televisores, PlayStation 3 y 4, y altavoces, entre otros. Este rasgo es, sin duda, una de las principales ventajas frente a sus rivales.
Contiene una cuota mensual de 9,99 euros al mes, compartiendo así el precio con Apple Music, y un plan familiar de 5 euros al mes por cada usuario adicional. También cuenta con una opción gratuita de duración ilimitada, un gran atractivo para los usuarios, pero que no está libre de anuncios. En cuanto a la oferta de canciones, alcanza los más de 30 millones, aunque aquí sería preferible hacer una comparativa entre calidad y cantidad.
Rdio
Ha conseguido abrirse paso poco a poco para conseguir posicionarse como un competidor fuerte frente a los grandes. Tiene presencia en 85 países, llegando al sur de África donde Spotify o Apple Music aún no se han instalado, y cuenta con más de 20 millones de canciones.
Ofrece dos tipos de suscripción, una en web de 4,99 euros al mes, que permite escuchar todo lo que quieras a través de la conexión a Internet, y otra suscripción ilimitada de 9,99 euros al mes. Se une a la suscripción familiar de Spotify y Apple Music, ofreciendo dos suscripciones ilimitadas por 17,99 euros. También se puede disfrutar gratis por un periodo de prueba que puede ser de hasta seis meses. Está disponible en smartphones (iOS, Windows Phone y Android), tablets, ordenadores y Choromecast.
TIDAL
Liderado por uno de los pesos pesados de la música a nivel internacional, Jay Z, en marzo se presentó esta plataforma de música en “streaming” con el fin de combatir a Spotify. Ofrece un servicio de 25 millones de canciones sin anuncios, 75.000 vídeos musicales, identificador de melodías, listas de reproducción y gestor de redes sociales.
Es compatible con casi todos los sistemas operativos de teléfonos móviles y ordenadores, además de estar disponible en 31 países. Se puede optar por un servicio Premium por 19,99 euros al mes con una calidad de sonido superior a la de sus competidores, y un servicio más convencional por 9,99 euros al mes.
La principal premisa de esta plataforma es que opta por un sistema de streaming con el que intenta vencer la batalla al consumo de música ilegal, por lo que no cuenta con un servicio gratuito.
Deezer
Ha sido una de las competencias más fuertes de Spotify. Entre su atractivo está la oferta de más de 35 millones de canciones entre las que no están los últimos éxitos de las emisoras, pero donde sí que se pueden disfrutar de títulos y artistas más alternativos. Por lo tanto, es muy recomendable para aquellos que busquen encontrar algo nuevo para sus oídos.
Está disponible para dispositivos tales como smartphones, tablets, TV, Xbox, Car Audio etc. Se puede disfrutar por 9,99 euros al mes y tiene un largo periodo de prueba de seis meses, con inserciones publicitarias, algo que puede provocar que parezca que estás escuchando la radio. También posee otra opción, Premium+ con todos los servicios completos, como el de no necesitar conexión a Internet, y sin cortes.