Empujadas por el éxito de sus proyectos y los premios, ambas empresas se encuentran inmersas en una competencia feroz por el mercado de los contenidos online.
Con catálogos cada vez más amplios, varias producciones originales al año y nominaciones y premios que reconocen su calidad, las plataformas de streaming siguen ganando terreno en todo el mundo a base de esfuerzo y fundamentalmente mucho dinero.
Es que según se desprende de las últimas presentaciones de sus resultados trimestrales, las inversiones en dicho segmento son cada vez más impresionantes, explicando en gran medida también su éxito.
Así, por un lado, Amazon reconoció a través de su CEO, Jeff Bezos, que solo en 2014 invirtió un total de u$s 1.300 millones en su plataforma de streaming Prime Instant Video, sumando desarrollo, adquisiciones y producciones originales.
La cifra es extraordinaria y demuestra el compromiso de Amazon con su plataforma, que luego de sus primeros Globos de Oro (por la serie «Transparent») recibió un impulso notable para seguir pisándole los talones a Netflix en 2015.
Pero para ello deberá prácticamente triplicar sus esfuerzos, ya que según revelaron desde Netflix la compañía invirtió en 2014 un total de u$s 3.800 millones en contenidos, subiendo la cifra desde los u$s 3.000 millones del 2013. Como si fuera poco, la empresa confirmó este lunes pasado que emitirán bonos por u$s 1.500 millones de deuda, a pagar una parte en 2022 y otra en 2025, los cuales serán destinados a aumentar su capacidad de producción.
«Durante los próximos cinco años esperamos seguir financiando nuestros contenidos originales con deuda de largo plazo», habían dicho Reed Hastings, CEO de Netflix, y David Wells, su CFO, durante la última presentación de resultados.
Ambos agregaron además que durante el primer cuarto Netflix aumentaría su inversión en producciones originales. En total, en 2015 estrenarán 320 horas de series originales, películas, documentales y especiales de stand-up. Es el triple que en 2014, de acuerdo al sitio especializado TodoTVNews.
Con estas cifras, y teniendo en cuenta que ambas compañías dieron ganancias millonarias en 2014, salta a la vista el crecimiento del negocio del streaming en todo el mundo y que las inversiones seguirán creciendo y creciendo.
Netflix anunció la producción de al menos cuatro series basadas en cómics de Marvel. La primera en emitirse será «Daredevil», cuyo estreno está previsto para 2015, seguida de «Jessica Jones», «Iron Fist» y «Luke Cage». Mientras que Amazon producirá 12 películas al año, para distribuirlas en salas de cine y en Amazon Prime.
Paquetes Radio Streaming a precios de locura – Click aquí »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *