A medida que todo está preparado para que Apple lance su servicio de pago de música por streaming el próximo 30 de junio, tras la bendición de Taylor Swift, los distintos competidores toman posiciones en esta guerra sin cuartel. Google ha sido el último en posicionarse tras lanzar un servicio gratuíto pero con anuncios, similar al que ofrece a los suscriptores de pago de Google Play Music tras las compra de Songza.
La diferencia entre este servicio y otros como Spotify o el propio Apple Music, es que en el de Google el usuario no tiene control exacto sobre las canciones que se reproducen, ya que estas se ofrecen en formato de playlist. El responsable de producto de Google Play Music, Elias Romano, explicaba en un varios medios que a muchas personas no les importa esto, ya que la mayoría de los consumidores prefieren una experiencia sin esfuerzo.
Este servicio, similar al que ya ofrecen compañías como Pandora, que en el último año ha perdido más de un 40 por ciento de su valor en bolsa, no debería plantear demasiados problemas al que prepara la de Cupertino. Donde no parecen ir bien las cosas es en Tidal, el servicio por streaming propiedad de Jay-Z y apoyado por varios artistas como su mujer, Beyoncé, Rihanna o Kanye West.
Esta compañía, con sede en Escandinavia, acaba de despedir a Peter Tonstad, su actual consejero delegado interino, tres meses después de ocupar el cargo. En el último trimestre esta es la segunda vez que Tidal se queda sin capitán. Según informaba el Wall Street Journal, la compañía será dirigida a partir de ahora por directivos en Nueva York y Oslo hasta que se encuentre un nuevo CEO. La presión sobre Tidal es impresionante, dado que Spotify cuenta en estos momentos con una base de usuarios de pago de 20 millones de individuos mientras que Apple ofrecerá Apple Music a un coste de 10 dólares mensuales.
Obten tu señal Audio Streaming por solo 6 $us mensuales – Click aquí »