La reproducción de contenidos multimedia en streaming se ha convertido en una de las soluciones más consumidas y demandadas de Internet a nivel mundial, una popularidad que se disparó forma exponencial tras el desembarco de Youtube hace ya unos años.
A la hora de visualizar y disfrutar de contenidos en streaming no es necesario descargar nada en nuestros equipos, lo que nos evita tener que ocupar espacio y se traduce en una mayor comodidad y facilidad de uso. Pero esto no es todo, ya que también permite disfrutar de eventos en directo.
Todo esto hace que tenga un gran valor y un gran atractivo para cualquier tipo de usuario, convirtiéndose en una plataforma de distribución de contenidos idónea y mucho más económica que otras alternativas.
Montar un servidor cloud para streaming, una posibilidad real
A la hora de montar nuestro propio servidor cloud para streaming debemos tener muy claro hasta donde queremos llegar, ya que ello nos permitirá determinar qué vamos a necesitar.
Esto es importante, ya que no es lo mismo un servidor cloud para streaming de vídeo HD que uno para música en calidad CD. El primero tiene unos requisitos más elevados sus contenidos ocupan mucho más espacio y es necesario entregar un bitrate más elevado.
A pesar de todo en el mundo del streaming las necesidades pueden ser muy cambiantes, así que la mejor opción es recurrir a soluciones Cloudbuilder profesionales, como por ejemplo las que ofrece Arsys, ya que gracias a ellas podremos adaptar nuestro servidor a lo que necesitemos, en cualquier momento, sin esperas y con gran rapidez.
Lo ilustramos con un ejemplo para entenderlo mejor. Vamos a imaginar que quiero montar un servidor cloud con streaming de música, pero empezamos de forma muy modesta.
Esto supone que apenas necesito, por ejemplo, que mi servidor tenga 50 GB de espacio y poca RAM y CPU. Bien, pasan los meses, mi servicio gana adeptos y decido ofrecer vídeo en calidad 480p, esto me obliga a mejorar la capacidad de mi servidor, una posibilidad que Arsys ofrece en cualquier instante y sin ningún tipo de problema, garantizando en todo momento un servicio y una asistencia totalmente profesional.
Estupendo, ¿y cómo lo hago?
Una vez que hemos elegido el servidor que se ajusta a nuestros planes debemos tener claro que hay dos tipos de streaming, el directo y el diferido.
El diferido no presenta mayor problema, ya que los contenidos se suben a nuestro servidor, donde se almacenan y se reproducen directamente desde el mismo bajo demanda, sin más.
Por contra el streaming de eventos en directo es más complicado y menos habitual, aunque podemos clasificarlo en dos grandes tipos según su origen:
Adquisición de la señal en el centro de datos de nuestro proveedor: Supone que la captura se realiza bien por satélite o bien por TDT, lo que hace que sea recomendable utilizar utilizar tarjetas DVB-S i DVB-T.
Adquisición en las instalaciones del cliente: En estos casos el proveedor de streaming proporciona las tarjetas necesarias para vídeo y audio.
A la hora de elegir una plataforma de software disponemos de diferentes opciones, entre las que podemos destacar algunas tan populares como Miracast, especialmente recomendable para streaming en vivo, y Wowza, una solución equilibrada y completa.

Consideraciones importantes
Al montar un servidor cloud dedicado al streaming debemos tener claro que va a estar sujeto a grandes y continuas transferencias de información, por lo que antes de lanzarnos a contratar un plan es conveniente estar seguros de que esto no implicará ningún coste añadido.
En el caso de Arsys sus servidores Cloudbuilder ofrecen transferencia ilimitada sin coste adicional, además de monitorización avanzada y soporte en régimen de 24 horas al día, 7 días a la semana.
Esto, unido a los 50 euros gratis que nos ofrece Arsys en nuestra primera factura, los convierten en una opción realmente buena a la hora de montar nuestra propia plataforma de streaming.

Buscas un servicio de Radio Streaming sin corte? – Click aquí »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *