¿Qué es el Streaming?

Streaming es una palabra que proviene del inglés y que utilizamos con mucha frecuencia. Con ella, nos referimos referirnos a aquella tecnología para ver contenido desde Internet sin necesidad de efectuar una descarga previa. De hecho, en español podemos traducirla como transmisión, un término muy definitorio del proceso que implica el streaming.

Para entender mejor este concepto, es importante que establezcamos las diferencias entre una emisión en directo y un streaming. Cuando hablamos de una emisión en directo, hablamos del envío de una señal desde un punto. Los receptores captan las ondas, las descodifican y muestran el contenido. Como te podrás imaginar, este es el sistema que se emplea para emitir desde la radio o la televisión. Para ver o escuchar un contenido en concreto, el usuario debe encender el aparato a la hora y la fecha en la que se emite.

A diferencia de las emisiones en directo, el streaming es un contenido alojado en Internet que se envía desde un servidor a un cliente (el dispositivo que utilizas para visualizar o escuchar el contenido). Esta tecnología es útil para emisiones en directo, que se suben a un servidor en tiempo real y que se transmiten a tantos dispositivos como sea necesario. Con todo, también lo es para contenido en diferido, con ficheros que han sido almacenados con anterioridad. Por lo tanto, consideramos que estamos aprovechando las ventajas del streaming al ver un vídeo en YouTube, un directo en Twitch o al escuchar una canción desde Spotify.

¿Y cuál es el denominador común de las transmisiones en streaming? Es bien sencillo: en todas se sirve el contenido desde un punto remoto. Por consiguiente, estamos ante un sistema que evita la

descarga previa del contenido, pudiéndose consumir a cualquier hora y desde diferentes dispositivos. En todo momento, el vídeo o el audio se alojan en servidores externos a los cuales el usuario puede acceder desde diversos dispositivos, como ordenadores, móviles o tabletas.

¿Para qué sirve el Streaming?

El streaming sirve, principalmente, para transmitir un contenido sin que sea necesario descargar archivos con anterioridad en la unidad de almacenamiento del dispositivo receptor. Teniendo esto en cuenta, podemos decir que las funciones de esta tecnología son variadas y que se puede aprovechar en distintos ámbitos. En este listado tienes algunos ejemplos:

• Vídeo en directo. Es una de las modalidades más conocidas del streaming. Es aquella que permite ver contenidos en directo, es decir, que se están produciendo en el momento de la visualización. Una de las plataformas más conocidas es Twitch, aunque también ofrecen este servicio otras redes sociales, como Instagram, Facebook o YouTube.
• Vídeo en diferido. Se trata de la transmisión de contenido audiovisual que ha sido grabado y editado previamente. Para verlo, basta con acceder a la página o a la aplicación correspondiente y presionar en el botón de reproducción. El dispositivo irá descargando partes del vídeo a medida que avanza la visualización. YouTube es uno de los principales actores en este sector, aunque también podemos hablar de Netflix, Prime Video, HBO o Vimeo.
• Música. Está relacionado con la reproducción de canciones y listas de reproducción sin descarga previa. Spotify es el nombre propio más recurrente de los servicios de música en streaming, aunque existen otros como Deezer o SoundCloud. Aquí también podríamos englobar los servicios de radio a la carta y los podcasts, que ya te contamos cómo escuchar en tu móvil.
• Aplicaciones y videojuegos. La tecnología de streaming ahora permite jugar o utilizar apps sin necesidad de descarga previa. Esto es posible gracias a la comunicación entre el servidor, que envía datos, y el cliente, que responde a ellos con acciones. Es algo que Microsoft ya está comercializando con xCloud o Amazon con Luna, por poner tan solo algunos ejemplos.
En resumidas cuentas, el streaming es una manera de consumir contenidos mucho más sencilla. Con ella, se delega en las plataformas la responsabilidad de alojar los archivos multimedia en sus propios servidores, ofreciendo acceso a ellos desde cualquier dispositivo que esté contado a Internet.

Fuente: https://www.geeknetic.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *